Cuando el sol está flameante, las telas regulares se calientan muy rápido, lo que hace que sudes más, te fatigues más y pierdas la concentración. Coldblack® refleja los rayos infrarojos haciendo que ni siquiera los colores oscuros se calienten tanto.